Receta de leche de almendras sin azúcar

¿Buscas una receta de leche de almendras sin azúcar y sencilla? Esta receta de leche de almendras sin azúcar y sin conservantes está pensada para disfrutar al máximo del dulzor natural de las almendras. Por eso no lleva azúcar ni ningún edulcorante, al contrario que muchas de las opciones que se encuentran en el mercado. Además, la bebida de almendras casera es mucho más sabrosa y beneficiosa para la salud. Por supuesto, la pulpa de almendras que sacamos al hacer la leche también la podemos aprovechar en multitud de recetas, como os comentamos más abajo.

La leche de almendras es una alternativa estupenda para personas con intolerancias o personas que siguen una dieta vegana, pero no solo eso. Esta bebida vegetal y completamente natural es rica en calcio y se beneficia de las múltiples propiedades de las almendras. Así que vamos a ver cómo podemos preparar una bebida de almendras saludable en casa, sin complicarnos la vida.

Tiempo de preparación de la leche de almendras sin azúcar: 15 minutos + 8 horas de remojo previo para las almendras.

Ingredientes para 1 litro de leche de almendras

  • 100 gr de almendras crudas peladas o con piel
  • 1 litro de agua

Utensilios para preparar leche de almendras

  • Batidora (de mano, de vaso, robot de cocina…)
  • Un filtro o un paño 100% algodón o lino
  • Un cuenco o bol
  • Una botella de 1 litro de capacidad
  • Un cucharón y un embudo

Preparar bebida o leche de almendras sin azúcar paso a paso

Para preparar un litro de leche de almendras sin azúcar ponemos 100 gr de almendras en remojo durante 8 horas. Podemos hacerlo con almendras crudas con piel, ya sea de la variedad Belona o Soleta (ambas aportan a la bebida de almendras un sabor delicioso) o con almendras crudas peladas. Una vez terminadas las horas de remojo, retiramos el agua en el que hemos tenido en remojo las almendras y añadimos las almendras a la batidora de vaso. En el caso de utilizar una batidora de brazo, podéis utilizar el recipiente alto y estrecho que usáis habitualmente para triturar.

Almendras en remojo para hacer bebida de almendras

Añadimos aproximadamente una cuarta parte del litro de agua total al vaso de la batidora y trituramos poco a poco, a intervalos, hasta que veamos que la almendra está bien triturada. El tiempo de triturado dependerá de cada batidora. Luego añadimos el resto del agua a la batidora y trituramos un poco más para integrarlo todo. También se puede añadir toda el agua de golpe. Sin embargo, después de probar ambas opciones, nos gusta más el resultado al hacerlo en dos tiempos para aprovechar al máximo la almendra.

Por último, en un bol colocamos un filtro o un paño fino (de algodón o lino) y vertemos el contenido de la batidora dentro del mismo. Si utilizamos un paño, vamos recogiendo los bordes con cuidado hasta formar un saquito para que no se salga la pulpa de la almendra mientras lo estrujamos. Una vez formado el saquito, lo vamos estrujando poco a poco desde arriba hacia abajo hasta que extraigamos todo la leche de almendras. ¡Y ya estará lista para meterla en la botella! Para que sea más fácil pasar la bebida de almendras de un recipiente a otro podemos usar un cucharón y un embudo.

Cuánto dura la bebida de almendras casera en la nevera

Al no llevar ningún tipo de conservantes, la leche o bebida de almendras casera aguanta de 3 a 5 días dentro de la nevera. Además, para garantizar que se conserva lo mejor posible, es importante guardarla en un recipiente bien limpio y cerrado.

Cómo aprovechar la pulpa de las almendras

Al terminar de preparar la bebida de almendra sin azúcar, nos queda un buen puñado de almendra triturada que también podemos aprovechar tanto para platos salados como para postres. De este modo le sacamos el máximo partido a este fruto seco. Podemos usarla para espesar purés y cremas de verduras, aportar textura a bizcochos y tartas, preparar unas tortitas saludables para el desayuno o la merienda, entre muchas otras cosas.

Cómo conservar la pulpa de la almendra, si no se usa al momento

La almendra triturada que nos sobra al preparar la leche de almendras sin azúcar puede aguantar algunos días en la nevera. Pero si no se va a usar, lo más aconsejable es congelarla y sacarla el día que vayamos a usarla. Como comentamos en el artículo sobre cómo conservar frutos secos, la congelación nos da mucho juego. En este caso, si queremos utilizar la pulpa en una receta para la que necesitamos una buena cantidad de almendra triturada, congelarla nos da mucha flexibilidad.

Esperamos que disfrutes de esta sencilla y deliciosa receta de leche de almendras tanto como nosotros. Su intenso sabor a almendras combina genial tanto con café como con cacao y aporta un toque estupendo en recetas de repostería. En nuestra tienda de frutos secos puedes encontrar almendras cultivadas en España con mucho cariño y sabor.

¿Tú también eres un apasionado de las bebidas vegetales y los frutos secos? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *