Frutos Secos Alpinu, ¡del sol a tu boca!

Así de sencillo, en Alpinu cultivamos frutos secos en el corazón de La Mancha (España), una zona privilegiada donde los árboles reciben más de 3.000 horas de sol al año, una condición ideal para el cultivo y maduración de los frutos secos.

Un clima de fuertes contrastes, donde los inviernos son fríos y los veranos calurosos propician unas condiciones únicas, ya que estos extremos favorecen el desarrollo del cultivos sanos.

Si a esto le sumamos las condiciones del terreno y las condiciones hídricas se obtiene una combinación perfecta para el cultivo de frutos secos con una textura y sabores únicos.

No hay mejor fruto, que el que se obtiene de un proceso de cultivo respetuoso, guardando los tiempos del ciclo natural del árbol y con una maduración óptima, por eso en Alpinu te ofrecemos frutos secos del árbol a tu casa.

Frutos secos de producción propia

Somos expertos en cultivos desde hace más de 5 generaciones, donde nuestros ancestros ya cultivaban en La Mancha desde el viñedo, el olivo y el cereal, hasta cultivos de huerta, pasando por los almendros.

Con el tiempo los cultivos en el centro de España han evolucionado y desde hace más de una década apostamos por el cultivo del pistacho, almendra y la nuez, ya que esta zona es ideal para el cultivo de estos frutos secos.

Tradición, experiencia e ilusión son nuestras premisas a la hora de ofrecer frutos secos en diferentes formatos, como son los frutos secos naturales, tostados con o sin sal, y en el caso de la almendra también frita con AOVE y sal.

Los frutos secos aportan vitaminas, proteínas y fibra de manera natural, y su consumo está recomendado en una dieta saludable y variada. En Alpinu vamos más allá y le sumamos un sabor único, y el trabajo y cariño que dedicamos a nuestros frutos secos cultivados en España.